Pisos y Pavimentos

Construcciones de Hormigón


Hormigon ferrocementado volver


El ferrocemento tiene una gran resistencia y es económico. Es muy resistete al fuego, buen comportamiento ante terremotos y no se oxida. Sus distintas aplicaciones incluyen la construcción de viviendas, arquitectura orgánica, tanques para recolección de agua, creación de esculturas y la reparación de artefactos existentes.
El ferrocemento es un material de construcción compuesto, de poco espesor, flexible, en la que un gran número de mallas de alambre de acero de pequeño diámetro están distribuidas uniformemente a través de la sección transversal.
Se construye mediante la instalación de varias capas de alambre, y reforzada con cable de acero, una vez terminada la estructura, se hace el llenado de una adecuada mezcla de cemento, arena y agua que distribuye.
Durante el endurecimiento, el ferrocemento se debe mantener húmedo, para garantizar una optima curación y endurecimiento.
El grosor de una pared de ferrocemento varía entre 10 y 35 mm. Normalmente una cantidad considerable de tiempo puede ser necesario para la curación del material y alcanzar plenamente su resistencia final. El Tiempo de curación tiempo depende del área o de la aplicación de carga, el ferrocemento puede tomar un mes para que esté listo para su uso.